Como preparar caramelo líquido

lunes, marzo 11, 2019


Como preparar caramelo líquido

Me encanta el caramelo líquido y lo he preparado de muchas maneras pero echaba de menos una receta en la que quedase como el riquísimo caramelo oscuro y espeso que venden ya preparado. Buscando por internet vi algunas que se hacían con la thermomix y después de algunos intentos he conseguido prepararla en una cazuela. Tiene un sabor delicioso, una textura muy rica y se puede conservar en un bote durante algunas semanas, aunque dudo que en mi casa vaya a durar tanto. Dejo la receta para el que lo quiera hacer porque es ideal para emplear en todo tipo de postres o acompañando, por ejemplo, unas deliciosas tortitas. Sin duda que se nos va a ocurrir mas de un postre donde utilizarlo. 


Como preparar caramelo líquido


200 g de azúcar moreno
100 de agua mineral
50 g de azúcar invertido


Preparación del caramelo líquido: 


Vamos a necesitar dos cazuelas, una mas grande que la otra porque vamos a utilizar el baño María. En la cazuela grande ponemos un poco de agua, no demasiada para que al hervir no salpique mucho y en la cazuela pequeña ponemos el azúcar invertido y encima el azúcar moreno, la ponemos dentro de la otra hasta que haya empezado a derretirse, la removemos de vez en cuando.

Entonces, cuando haya comenzado a derretirse la tenemos que poner directamente al fuego porque al baño María no va a subir lo suficiente la temperatura, pero seguimos dejando la otra cazuela también al fuego porque la vamos a volver a utilizar. 

Preparación del caramelo líquido

Es preferible utilizar un termómetro de azúcar para controlar la temperatura porque necesitamos que el azúcar llegue a los 100º pero no mas. Si no tenemos sabremos que ha llegado cuando veamos que ya no está casi granulosa y empieza a burbujear. 

En ese momento tenemos que retirar la cazuela del fuego porque la temperatura sube rápidamente y le vamos echando el agua mineral, es conveniente que la tengamos templada o caliente para evitar que la diferencia de temperatura haga que salte el caramelo. La podemos calentar al microondas y tener cerca para utilizarla en cuanto nos haga falta. 

Cuando hayamos echado toda el agua lo removemos bien y la ponemos otra vez al fuego hasta que vuelva a alcanzar los 105-110º, si no tenemos termómetro sabremos que lo ha hecho porque empieza a hacer espuma y a subir. 

En ese momento la ponemos de nuevo al baño María en la otra cazuela, con eso vamos a conseguir que la temperatura no baje mucho y se mantenga estable mientras el caramelo va espesando sin quemarse. La tendremos al baño María unos 10-12 minutos sin remover ni meter dentro la cuchara. La cazuela donde está el agua la tendremos a fuego medio-alto. 

Una vez pasados ese tiempo apagamos el fuego y dejamos que se enfríe por completo sin tocarlo. Puede que aún no esté muy espeso pero es que a medida que se vaya enfriando irá espesando mas. 

Una vez que esté frío del todo lo podemos pasar a un bote hermético, si no lo vamos a utilizar en el momento, y conservar en la despensa o un sitio fresco y protegido de la luz. Aunque se puede conservar varias semanas es posible que vaya cristalizando por lo que es mejor hacerlo cuando lo vayamos a utilizar en breve.

Síguenos en INSTAGRAM Y si quieres puedes participar en nuestro grupo de cocina con Mari en Facebook o seguirnos en la página de Recetas - La Dulzura de Mari. Suscríbete a nuestro canal de YOUTUBE

2 comentarios:

  1. Hola, todo todo me interesa, se ve muy delicioso y realmente estoy segura que aprenderé mucho, gracias, gracias, gracias.

    ResponderEliminar
  2. gracias por la receta!
    mi caramelo siempre arde, lo intentaré según tu método
    ¡Solo compre todos los productos con descuentos de Lidl en el sitio web de Rabato y listo!

    ResponderEliminar