Rosquillas de anís sin gluten

martes, junio 17, 2014


Rosquillas de anís sin gluten

Nos encantan las rosquillas, por eso tenemos una receta de rosquillas de anís y ahora hemos hecho estas otras, que también son de anís, pero sin gluten. Dicen que las rosquillas se remontan al Imperio Romano, y no es de extrañar que sí es así hayan perdurado hasta nuestros días. Y es que es un dulce delicioso. Apropiado para desayunos y meriendas, o picoteos entre horas, que me lo digan a mí, que cuando hago no paro de comerlas a todas horas del día hasta que no quedan ni las migas...

Si te apetece comprar un libro de recetas sin gluten puedes hacerlo en formato papel por 9,85 euros o en formato pdf por 2,99 euros.


Rosquillas caseras de anís sin gluten


Ingredientes

300 g de harina de arroz
250 g de maicena
3 huevos grandes
100 ml de aceite de oliva
100 ml de leche
100 ml de anís
75 g de azúcar blanca
la ralladura de un limón
un sobre de levadura royal (16 g)
1/3 de cucharadita de bicarbonato
aceite para freír


Preparación de las rosquillas de anís sin gluten:


Separamos las claras de las yemas y reservamos las claras. En un bol mezclamos las yemas con el azúcar y lo batimos hasta que esté cremoso, añadimos el aceite, la leche, la ralladura de limón y el anís y lo mezclamos bien. Incorporamos las claras batidas a punto de nieve.

Le ponemos los sobres de gasificante, mezclamos y comenzamos a añadir las dos harinas tamizadas poco a poco. Lo vamos a ir mezclando hasta que tengamos una masa consistente que se pueda trabajar con las manos aunque siga estando un poco pegajosa. Si es necesario añadimos un poco mas de maicena, pero lo vamos a hacer a cucharaditas pequeñas y solo lo estrictamente necesario. 

Dejamos reposar diez minutos con la masa tapada con un paño. Calentamos el aceite y vamos preparando las rosquillas. Para hacerlas formamos bolas, del tamaño de albóndigas mas o menos, y les hacemos un agujero en el centro. Las vamos a freír a fuego suave porque se van a hacer enseguida y se nos podrían quemar. 

Una vez estén hechas las ponemos en un plato sobre papel de cocina absorbente, una vez que estén frías las podemos espolvorear con azúcar glass. Nos van a quedar crujientes por fuera pero no van a estar duras por dentro. Para conservarlas basta con dejarlas en un plato tapadas con papel de cocina. Las podemos guardar en una lata pero se pueden quedar blanditas. 

Otra versión sin gluten que hemos hecho de un postre riquísimo es la de esta tarta de limón, queda deliciosa y es ideal para fiestas, cumpleaños y celebraciones. 

Y si quieres puedes participar en nuestro grupo de cocina con Mari en Facebook o seguirnos en la página de Recetas - La Dulzura de Mari. Suscríbete a nuestro canal de YOUTUBE

11 comentarios:

  1. Puedo sustituir el gasificante por levadura? Y cuantos sobres serían? Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, sí, se puede sustituir por un sobre de levadura, unos 16 g.

      Eliminar
  2. Buenas tardes ¿puedo sustituir los huevos por claras únicamente? En ese caso ¿cuántas claras le pongo?
    Muchas gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, no he probado a hacerlas sin yemas pero se puede intentar, en ese caso habría que poner la misma cantidad de claras y sustituir las yemas por yogur griego, por ejemplo.. habría que utilizar como medio vaso de yogur

      Eliminar
  3. Donde puedo consegir harina de arroz?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, suelen tenerla en supermercados grandes e hipermercados, también es posible encontrarla en herbolarios..

      Eliminar
  4. Hola la masa se queda que es fácil de trabajar o se queda demasiado pegagosa que no hay manera de trabajarla. Muchas gracias de antemano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Nuria, se queda un poquito pegajosa aunque se puede manejar, cuando alguna vez he visto que me iba a costar mucho trabajarla le he puesto un poquito mas de harina de arroz o de maicena, otra forma de hacerlo es untarse las manos con un poco de aceite, de esa forma también se maneja mejor..

      Eliminar
  5. Muchas gracias por acordarte de los celiacos, intentaré hacerlas. Un beso grande

    ResponderEliminar