Macarons de praliné de avellanas con chocolate

viernes, noviembre 08, 2013


Macarons de praliné de avellanas con chocolate

Como sabéis los macarons tienen su origen en Francia, y se pueden hacer con infinidad de rellenos y colores. Por eso hemos preparado estos macarons de praliné de avellanas con chocolate que hemos coloreado con un bonito color rosa.

Ya habíamos hecho unos de chocolate y caramelo, y ahora vamos a aprender a hacer otro relleno que también es delicioso y que no tiene nada que envidiar al anterior. Seguro que no vamos a saber por cual decidirnos. Ahora que le hemos cogido el punto a la masa creo que los podemos hacer de cualquier sabor.

La primera vez no suelen quedar bien las galletas, depende mucho de la humedad ambiental y hay que dejarlas secar bien para que se les haga el típico pié. Pero una vez que le hayáis cogido el punto saldrán perfectos, y si no tampoco importa, están igual de buenos.

Si te apetece comprar un libro de recetas sin gluten puedes hacerlo en formato papel por 9,85 euros o en formato pdf por 2,99 euros.


Macarons de praliné de avellanas con chocolate


Ingredientes para las galletas

125 g de harina de almendras       
3 claras de huevo
200 g de azúcar glass  
40 g de azúcar blanco   
colorante rojo (en polvo o en gel)


Ingredientes para la ganaché de chocolate

100 g de chocolate de cobertura
150 ml de nata liquida para montar


Ingredientes para el praliné de avellanas

120 g de avellanas
80 g de azúcar
10 g de agua


Preparación de las galletas:


Batimos las claras a punto de nieve con el azúcar blanco. Le añadimos el colorante rojo.

Hay que mezclar la harina con el azúcar glass y tamizar la mezcla dos veces. Le añadimos las claras batidas a punto de nieve, a las que le hemos añadido el azúcar blanco, unas gotas de colorante rojo y mezclamos con movimientos envolventes.

Preparación de los macarons de praliné de avellanas con chocolate

En una bandeja de horno, forrada con papel vegetal, vamos poniendo la masa con una manga pastelera de boquilla redonda y haciendo redondeles del tamaño de una moneda grande. La primera vez quizás necesitéis una plantilla, pero luego con la práctica no es necesario.

Dejáis caer la bandeja un par de veces sobre la mesa para eliminar las burbujas de aire. Lo dejáis secar hasta que por arriba al tocarlo no manchen y mientras preparamos la crema.


Preparación del ganaché:

Poner en un bol el chocolate partido, calentáis la nata al fuego hasta que hierva, apartáis del fuego y cubrís el chocolate, se mezcla hasta que se deshaga y se reserva.



Preparación del praliné:

Se puede preparar con antelación porque se conserva varias semanas en la nevera en un tarro de cristal.

Mezclar el azúcar con el agua y poner en una sartén hasta que hierva. Se añaden las avellanas y se remueve todo a fuego medio, cuando se haya mezclado bien subimos el fuego hasta que caramelice y lo extendemos sobre papel vegetal hasta que enfríe.

Una vez que este frío lo molemos hasta que se forme una pasta. Al principio veréis que se forma un crocante pero hay que seguir moliendo.

Para formar la crema mezclamos el ganaché de chocolate con tres cucharadas de praliné según la intensidad de sabor que queramos y lo reservamos en la nevera.

Cuando las galletas estén bien secas por arriba las metemos en el horno precalentado a 160º durante 10-15 minutos dependiendo del horno.

Cuando estén preparados y hayan reposado los rellenamos con la crema que previamente habremos montado con las varillas al sacarla de la nevera.

Probarlos, aunque parece complicado si nos organizamos es muy fácil de hacer. Y tenemos otros riquísimos de chocolate y caramelo por un lado y de ganache de chocolate y fresas por otro. 

Y si quieres puedes participar en nuestro grupo de cocina con Mari en Facebook o seguirnos en la página de Recetas - La Dulzura de Mari. Suscríbete a nuestro canal de YOUTUBE

6 comentarios:

  1. Te han quedado geniales, yo los hice una vez y me parecieron muy liosos y no me salieron muy allá, pero los tuyos están fantásticos, lo voy a intentar con tu receta, un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Gracias!! Seguro que la segunda vez te quedan fenomenales. El secreto es tamizar la harina de almendra con el azúcar glass un par de veces. Y dejarlos secar bien por arriba antes de hornear. Besos :-))

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. ¡¡Muchas gracias!! Si es que están deliciosos..:-))

      Eliminar