Milhojas sin horno de pasta filo con crema pastelera

sábado, octubre 01, 2016


Milhojas sin horno de pasta filo con crema pastelera

Me gustan mucho los milhojas, por su sabor y su textura crujiente, además los de crema pastelera están riquísimos, sobre todo cuando te queda tan fina, suave y con un sabor tan delicioso como la que lleva este postre. Pero también este milhojas de crema pastelera tiene otra característica que me encanta y es que se hace sin horno. La preparación es muy, muy sencilla porque vamos a utilizar pasta o masa filo, que podemos preparar al horno o en la sartén, que es lo que hemos hecho en esta receta. Se prepara enseguida y la combinación del crujido de la pasta filo con la textura fresca y suave de la crema pastelera es toda una delicia para el paladar. 


Milhojas sin horno de pasta filo con crema pastelera


Ingredientes

8 láminas de pasta filo
400 ml de leche desnatada
2 huevos XL
100 g de azúcar glas
1 cda grande de maicena
40 g de mantequilla


Preparación del milhojas sin horno de pasta filo con crema pastelera: 


Primero vamos a preparar la crema pastelera, lo mejor es hacerla unas horas antes o, incluso, el día anterior y reservar en la nevera hasta el momento de utilizarla. 

Preparar la crema es muy fácil, en una cazuela ponemos el azúcar glas y los huevos, lo batimos hasta que esté todo bien mezclado e integrado, tendremos una mezcla espumosa y con un poco mas de volumen. Entonces añadimos la leche con la maicena disuelta en ella y removemos.

Lo vamos a poner al fuego, al mínimo, es muy importante que lo hagamos a temperatura muy baja para que no llegue a hervir. Lo vamos a remover de forma continua, pero tener en cuenta que se hará enseguida, en unos diez minutos ya la tendremos lista. 

Hay que remover sin parar hasta que haya espesado y sin dejar que hierva, si vemos que comienza a burbujear se retira un momento del fuego y se vuelve a poner. Así hasta que veamos que ha espesado bastante, cuando levantes las varillas y veas que a la crema le cuesta un poco caer ya la puedes quitar. 

Si no tenemos azúcar glas se puede utilizar azúcar normal y lo mismo pasa con la leche, que se puede utilizar entera, pero si lo hacemos así nos va a quedar una crema muy fina y suave con un sabor muy rico. Una vez la apartamos del fuego la pasamos a un bol y tapamos con papel film para evitar que se haga capa. 

Una vez se enfríe se mete a la nevera, tiene que reposar unas horas para que se enfríe y tenga aún mas consistencia. Como se prepara enseguida se puede hacer como decíamos incluso el día anterior y reservar en la nevera. 


Preparación del milhojas sin horno de pasta filo con crema pastelera

Una vez tengamos la crema bien fría y reposada preparamos los milhojas, extendemos sobre la mesa las hojas de pasta filo. Vamos a ir de una en una, la doblamos por la mitad y cortamos a lo ancho de forma que nos queden dos mitades. Yo lo hice así para preparar un milhojas grande, de tamaño familiar, pero los puedes hacer también mas pequeños, solo tienes que cortar en tres partes en lugar de dos.

Derretimos la mantequilla, se puede hacer en el microondas y pintamos con ella la pasta filo por los dos lados, recuerda que está doblada y hay que dejarla así para que sea una capa doble.

Ponemos una sartén grande al fuego, que no esté muy fuerte y ponemos la pasta filo. Enseguida se ve que está hecha por debajo porque se va levantando, le damos la vuelta con una espátula o similar y dejamos que se haga por el otro lado, va a estar lista enseguida.

Repetimos la operación con las demás láminas de pasta filo, pintamos de mantequilla por los dos lados, pasamos a la sartén y volteamos cuando esté por un lado. Según vayan estando las ponemos en un plato con una hoja de papel de cocina. Yo las iba poniendo en una pila separadas por papel de cocina.

Cuando lo tengamos todo hecho metemos la crema pastelera en una manga pastelera, ponemos una de las láminas dobles de pasta filo en un plato y vamos poniendo la crema con la manga en pequeños rosetones. Vamos alternando capas de pasta filo y de crema hasta terminar con una capa de pasta filo.

Por último espolvoreamos con azúcar glas para decorar. Es mejor montar el postre poco antes de servir para evitar que se vaya ablandando pero aunque así fuera estaría buenísimo. 

Y si quieres puedes participar en nuestro grupo de cocina con Mari en Facebook o seguirnos en la página de Recetas - La Dulzura de Mari. Suscríbete a nuestro canal de YOUTUBE

1 comentario: