Como hacer naranja confitada en casa

miércoles, diciembre 09, 2015


Como hacer naranja confitada en casa

Uno de los dulces típicos de las fiestas de Navidad es la fruta confitada que nos va a servir para hacer otros dulces como puede ser el tan conocido y tradicional roscón de reyes. Y eso por mencionar alguno porque la fruta confitada la podemos emplear en muchos postres, tartas, bizcochos, pasteles. Y aunque la podemos comprar no siempre es fácil de encontrar en los supermercados, sobre todo en otras épocas fuera de las fiestas navideñas. 

Por eso vamos a hacerla en casa, que no es difícil aunque lleva sus tiempos de cocción y reposado, pero la tendremos cuando la queramos utilizar y hacer riquísimos postres y dulces. Aunque eso sí, siempre que puedas resistir la tentación de ir comiéndote la naranja confitada durante el proceso, que ya te digo yo que han ido cayendo unas cuantas rodajitas mientras la hacía. 


Como preparar naranja confitada


Ingredientes

2 naranjas medianas
300 g de azúcar
150 g de agua
2 cucharaditas de bicarbonato


Preparación de las naranjas confitadas:


Primero vamos a lavar muy bien las naranjas, las cortamos en rodajas que sean preferiblemente finas y las ponemos en un cazo cubiertas de agua, añadimos dos cucharadas pequeñas de bicarbonato y las llevamos al fuego. Una vez comience a hervir las vamos a dejar unos dos o tres minutos. Esto va a hacer que la cáscara esté menos amarga.

Entonces las quitamos del fuego y las aclaramos bien con agua fría. En otro cazo, mejor que sea ancho, ponemos el azúcar y el agua, colocamos las rodajas de naranja por encima y las ponemos al fuego. 

Dejaremos que hiervan a fuego lento y es muy importante no remover las naranjas, moveremos el cazo de vez en cuando para que el almíbar que se va formando las cubra pero no remover las naranjas con una cuchara ni nada parecido porque se romperían.

Preparación de la naranja confitada

Hay que dejarlas hervir unos 50 minutos si las rodajas son finas, si las hemos cortado un poquito mas gruesas tendrán que estar mas tiempo, hasta una hora y cuarto, en ese caso también conviene poner mas agua y azúcar, siempre el doble de azúcar que de agua.

Pasado el tiempo indicado vamos a apagar el fuego y dejamos la naranja dentro unas 12 horas. Si lo hacemos por la noche lo podemos dejar hasta la mañana siguiente, entonces las sacamos y las colocamos sobre  una rejilla, hay que dejarlas hasta que estén secas en un lugar fresco y seco, pueden ser de 12 a 24 horas mas. 

De vez en cuando les iremos dando la vuelta para que se sequen antes y de forma homogénea. Una vez que estén secas las podemos utilizar o guardar. Las podemos envolver en papel film y meter en el congelador o si las vamos a emplear en pocos días guardarlas separadas por papel de hornear en un tupper, o envueltas también con papel de hornear, en lugar fresco y seco. 

Otra opción para guardarlas es en su propio almíbar, en ese caso no haría falta dejarlas secar, las metemos en un bote y añadimos el almíbar de la cocción. Nos van a ir fenomenal si queremos hacer recetas como el roscón de reyes.


Y si quieres puedes participar en nuestro grupo de cocina con Mari en Facebook o seguirnos en la página de Recetas - La Dulzura de Mari. Suscríbete a nuestro canal de YOUTUBE

2 comentarios:

  1. Que magnífica oportunidad para darte un gusto con estas naranjas confitads,o para poner de guarnición!!!
    Feliz semana y besitos !!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, con lo golosa que soy me duraron un suspiro, jejejejje, bsoss¡¡

      Eliminar