Cocinando con Lékué patatas con ajo y perejil

jueves, noviembre 19, 2015


Cocinando con Lékué patatas con ajo y perejil

Que ilusión me hizo cuando mi buena amiga Rosa, y su marido José, me regalaron mi primer recipiente de Lékué. Y que conste que tienes dudas cuando te dicen que puedes preparar en él unas patatas sin apenas grasa que van a quedar, con un sabor, que no vas a echar de menos las fritas. Pero es que sí, esta es mi primera receta en el recipiente, las hice con ajo y perejil porque me encantan así y han quedado de chuparse los dedos. 

A ver quien no se ha privado mas de una vez de comerse un platazo, o un platito, de patatas fritas por eso de que engordan y tal y cual... No voy a decir que queden exactamente igual que las fritas, la textura no es exactamente la misma pero sí que es parecida y el sabor lo recuerda muchísimo. Que mas puedo decir, que estoy encantada con mi recipiente Lékué y que de estas patatas con ajo y perejil no deje ni una.


Cocinando con Lékué patatas con ajo y perejil


Ingredientes

2 patatas medianas
2 cucharadas de aceite
perejil fresco
ajo en polvo
sal


Preparación de las patatas con ajo y perejil:


Pelamos y cortamos las patatas en bastoncitos, como cuando las vamos a freír, me gusta lavarlas después de haberlas pelado y es importante que queden bien secas, por lo que podemos ponerlas sobre papel de cocina absorbente una vez las hayamos cortado. 

Entonces las pasamos a un plato y añadimos dos cucharadas de aceite, mejor de oliva pero también puede ser de otro aceite vegetal, como el de girasol. Lo que vamos a hacer es frotar las patatas con el aceite, lo podemos hacer con las manos, las vamos rebozando hasta que queden bien impregnadas, parte del aceite se quedará en el plato y parte en las manos, así que van a tener muy poco.

Preparación de las patatas con ajo y perejil en recipiente lékué

El siguiente paso es añadirles el ajo en polvo y el perejil fresco muy picadito, se puede emplear también ajo fresco, en ese caso lo que haríamos es majarlo con un mortero, pero me parece mas cómodo y fácil utilizarlo en polvo.

La cantidad a poner es al gusto, yo suelo poner bastante porque me encanta el sabor que les da el perejil y el ajo. Les ponemos también sal al gusto y las meneamos un poco para que queden bien impregnadas. 

Una vez lo tengamos las pasamos al recipiente de lékué, las ponemos dentro del envase sin la rejilla, cerramos y las metemos al microondas, Yo las puse a 780w, se pueden poner un poco mas o menos porque la potencia puede variar según el microondas y el tiempo va de 6 a 7 minutos, si las pones con mas potencia que sean solo 6.

Una vez estén hechas las dejamos reposar unos 3 minutos dentro del envase y ya están listas para comer, quedan buenísimas. Si quieres tenemos mas recetas de patatas, como la de este delicioso pastel de patatas mimosas.

Y si quieres puedes participar en nuestro grupo de cocina con Mari en Facebook o seguirnos en la página de Recetas - La Dulzura de Mari. Suscríbete a nuestro canal de YOUTUBE

3 comentarios:

  1. Yo también lo tengo, por cierto que hace mucho que no hago patatas en él y viendo las tuyas tan ricas me lo has recordado, gracias.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias María, nos alegra que te guste, a mí me encanta por lo fácil que es hacer cualquier cosa y queda todo tan rico, bsoss¡¡

      Eliminar
  2. Quizás entre todos los platos de acompañamiento, las papas son mis favoritas. Intenté varias veces hacer una masa crujiente,
    pero esta es una tarea literalmente imposible sin una freidora derecha. No podía sacrificar el gusto, así que finalmente encontré una
    freidora adecuada https://mejorfreidorasinaceite.es/freidora-cecofry/. Y ahora paso solo 7-9 minutos en papas fritas ahora, dependiendo de la temperatura.
    Además, probé diferentes variedades de papas y salsas que solo se podían encontrar en blogs culinarios.
    Me encantan las papas, con ajo y romero, una deliciosa combinación.

    ResponderEliminar