Peras al vino

jueves, julio 16, 2015

Peras al vino

Cuantas veces te habrás encontrado en la cocina, después de preparar la comida porque tienes invitados y pensando ¿de postre qué? En esas ocasiones suelo pararme en el centro, mirar alrededor y ver lo que hay. Un postre con fruta suele ser una buena opción, así que no podemos dejar de mirar el frutero y si tienes unas peras, una botella abierta de vino, azúcar y algunas especias no te compliques mas. Las peras al vino son un postre fácil de hacer, rico, fresco y delicioso para tomar después de una buena comida. 

Como suele suceder con los postres tradicionales siempre va a haber una clase de peras que utilizar, un vino recomendado, los añadidos a incluir y una detallada descripción del paso a paso a seguir para que sea todo tradicional. Y, por supuesto, que son postres muy ricos y que merece la pena hacer siguiendo la receta al pie de la letra, pero es eso mismo lo que a veces nos echa para atrás a la hora de hacer un postre porque parece que si no lo tenemos y hacemos todo exactamente igual no nos va a quedar bien. 

En este caso tengo que decir que utilicé las peras que tenía en el frutero, que eran unas peras conferencia, una botella que tenía empezada de mistela  y algunas especias que se suelen incluir en esta receta pero dejando fuera otras cosas. Y quedaron buenísimas. Sí, que seguramente no podrán aparecer en el diccionario al lado de "receta tradicional de peras al vino", pero es que a veces hay que atreverse a simplificar, a utilizar lo que tenemos a mano aunque signifique hacerle algunos cambios a la receta y ya verás como el resultado te va a sorprender y encantar. 


Receta casera de peras al vino


Ingredientes

3 peras
300 ml de vino
150 g de azúcar
una barrita de canela
una vaina de vainilla
semillas de anís (matalauva)


Preparación de las peras al vino: 


En una cazuela, que sea ancha, vamos a poner el vino, el azúcar, la canela (puede ser media cucharada pequeña si no tenemos barritas), la vainilla y las semillas de anís.

Añadimos las peras peladas pero sin quitarles el rabito y vamos a dejar que cuezan a fuego lento con la cazuela tapada, pero no del todo, dejaremos una rendija para que salga el vapor. 

Es importante que vayamos bañando las peras con el caldo, que se irá convirtiendo en almíbar, si podemos hacerlo sin que se dañen les damos la vuelta de vez en cuando.

Tardarán en hacerse de 25 a 30 minutos, entonces vamos a ver que están blanditas, que han tomado el color del vino y que el caldo se habrá convertido en un almíbar espesito.

Cocinando las peras al vino

Entonces las ponemos con cuidado en los cuencos donde las vayamos a servir y las bañamos con el almíbar, aunque nos parezca que ha quedado espeso como las peras soltarán un poco de jugo se va a aclarar y quedará muy rico.

Las podemos servir templadas o frías, de las dos formas van a estar muy buenas. De todas formas, una vez se hayan templado las podemos dejar en la nevera hasta el momento de servir. 

Otro postre que es también muy, muy fácil de hacer es este de manzana con miel que se hace enseguida en el microondas. 

Y si quieres puedes participar en nuestro grupo de cocina con Mari en Facebook o seguirnos en la página de Recetas - La Dulzura de Mari. Suscríbete a nuestro canal de YOUTUBE

2 comentarios:

  1. Ummm, que apetitosas y tiernitas se ven.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Ana, tenía ganas de hacer esta receta desde hacia tiempo y me gustó mucho el resultado, bsoss¡¡

      Eliminar