Mascarilla facial de chocolate

miércoles, mayo 20, 2015


Mascarilla facial de chocolate

Cual pintor de brocha gorda, así nos vamos a aplicar esta mascarilla de chocolate para el rostro, sin aspavientos, alharacas ni dejarnos un pastón en cremas ultramodernas y super científicas. Y es que a veces nos empeñamos en buscar fuera lo que tenemos en casa, en nuestra cocina, que no solo es almacén de alimentos y lugar de preparaciones culinarias, sino que se puede convertir en centro de belleza improvisado, económico y efectivo. 

Y es que el chocolate negro contiene antioxidantes, ayuda a hidratar la piel, calma las irritaciones, suaviza las lineas de expresión y mejora la circulación. Si además lo utilizamos con un poco de aceite de oliva aumentaremos las propiedades nutritivas e hidratantes de esta mascarilla, ideal para todo tipo de pieles, sobre todo para las que necesitan mucha hidratación y para las que ya van notando la edad. En definitiva, una mascarilla sencilla, muy fácil de hacer, que vamos a tener lista en poco tiempo y es agradable y deliciosa. 


Mascarilla casera facial de chocolate


Ingredientes

25 g de chocolate negro
una cucharadita pequeña de aceite de oliva


Preparación de la mascarilla de chocolate: 


En un vaso o un recipiente apto para el microondas ponemos el chocolate en trozos y el aceite de oliva. El chocolate tiene que ser negro, con un 70% mínimo de cacao, aunque se puede emplear también con menor cantidad de cacao. Lo calentamos unos 30 segundos, removemos y si es necesario lo dejamos unos segundos mas. 

Una vez lo tengamos listo lo vamos a aplicar con un pincel sobre el rostro limpio, teniendo la precaución de comprobar que no está caliente para no quemarnos. La podemos emplear cuando esté templada para que sea mas efectiva pero siempre con una temperatura que no resulte molesta, mucho cuidado con eso. 

Aplicaremos una gruesa capa sobre la piel y la tendremos de 15 a 20 minutos. Para retirarla vamos a emplear abundante agua fría para retirar todo lo que podamos y después quitaremos lo que nos quede con un paño o papel suave. 

Vamos a notar, de forma inmediata, que nuestra piel está muy suave e hidratada. El mejor momento para aplicarla es por la noche, porque de esa manera no necesitaremos aplicarnos ninguna otra crema. Podemos emplear esta mascarilla una vez a la semana para mantener la piel nutrida e hidratada.

Otra mascarilla para la cara que es muy nutritiva es la de crema de leche y limón, tan fácil de hacer que te sorprenderá. 

Y si quieres puedes participar en nuestro grupo de cocina con Mari en Facebook o seguirnos en la página de Recetas - La Dulzura de Mari. Suscríbete a nuestro canal de YOUTUBE

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada