Tarta de San Marcos

martes, marzo 04, 2014


Tarta de San Marcos

Esta es una tarta buenísima, la clásica tarta de San Marcos de toda la vida, el postre típico leonés, y es ideal para un cumpleaños o cualquier celebración. Y no tiene nada que envidiar a las que podáis haber comprado en algún momento porque si la hacéis en casa sabe exactamente igual, con su textura suave y esponjosa. Quizás es un poco laboriosa, pero si seguís la receta no os costará nada hacerla, y además la podéis congelar para tenerla lista y preparada cuando queráis.

Hemos hecho esta tarta con la típica forma redonda, adornada con frutas, y con forma rectangular. Aunque en la receta se indica la forma de preparación de la tarta rectangular para hacerla redonda tan solo habría que utilizar moldes con forma redonda, rellenar y decorar a nuestro gusto.


Tarta de San Marcos


Ingredientes para el bizcocho

4 huevos
80 g de azúcar
120 g de harina

Para el relleno

500 ml de nata (crema de leche)
1 cucharada de queso crema de untar
1 cucharada de cacao en polvo
2 cucharadas soperas de azúcar avainillado
almíbar, preparado con un vaso de agua y medio de azúcar

Para la crema de yema

3 huevos
175 g de azúcar
15 g de maicena
90 g de agua
almendras tostadas para adornar 


Preparación de la tarta de san marcos: 


Para el bizcocho batimos las yemas con el azúcar, incorporamos la harina y añadimos las claras montadas a punto de nieve de forma envolvente. Lo extendemos en la bandeja del horno forrada con papel vegetal y lo introducimos en el horno precalentado a 180º unos doce minutos.

Preparación de la tarta de San Marcos

Mientras, montamos la nata con el azúcar y a mitad añadimos el queso crema; separamos la nata en dos  recipientes y a una le añadimos el cacao y mezclamos para hacer la trufa.

Reservamos en la nevera y preparamos la crema de yema. Para la crema de yema se baten los huevos, se le añade el agua y colamos. Por otro lado mezclamos la maicena con el azúcar, lo unimos al huevo batido con el agua, lo ponemos a fuego lento hasta que se espese. Reservamos una vez templado en la nevera y preparamos el almíbar calentando el agua con el azúcar unos minutos.

Por último montamos la tarta. Cortamos el bizcocho quitándole el papel en tres partes iguales y le ponemos el almíbar templado.

Ponemos bizcocho y trufa por encima, luego bizcocho y nata y por último bizcocho y crema de yema. Le ponemos almendras alrededor que habremos tostado y machacado en trocitos, y con un soplete de cocina caramelizamos la crema de yema a la que le iremos poniendo azúcar poco a poco para ir quemándola.

Adornamos con nata alrededor. Por último montamos la tarta. Otra que nos encanta es esta tarta con crema de limón caramelizado.

Y si quieres puedes participar en nuestro grupo de cocina con Mari en Facebook o seguirnos en la página de Recetas - La Dulzura de Mari. Suscríbete a nuestro canal de YOUTUBE

12 comentarios:

  1. Hola!! ni en la mejor pastelería , que lujo de tarta!!. Además esto depoder congelarla es ideal! Felicidades, un beso

    ResponderEliminar
  2. Qué buena pinta tiene, me la guardo esta la tengo que probar,
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Sylvi, nos alegra que te guste, un saludo¡¡

      Eliminar
  3. En el caso de no tener soplete como se puede quemar la crema de yema?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola María José, no hemos intentado quemarla de otra forma y no puedo asegurarte que fuera a quedar bien haciéndolo con otra cosa que no sea un soplete porque la llama de los mecheros de cocina, por ejemplo, tiene mucha menos potencia... en las ferreterías suelen vender sopletes y los pequeños, los que se utilizan para estas cosas, no suelen ser caros... también se puede dejar sin quemar porque la crema está muy rica...

      Eliminar
    2. M.Jose hemos buscado un poco más de información y si no tienes quemador de pastelería que es una plancha que se calienta y luego se pone encima del azúcar para caramelizarlo como en la crema catalana o soplete de cocina que venden en las grandes superficies o tiendas especializadas de productos de cocina y se pueden recargar.La única manera de sustituirlo es hacer un caramelo líquido calentando azúcar y luego la pones en hilillos por encima de la yema y la dejas reposar es el sabor más parecido a la yema tostada,te quedará tambien muy buena.Yo lo he probado y no queda nada mal.:-))

      Eliminar
  4. Hola muy rica la receta pero la harina donde la pongo ya Qué sale en los ingredientes pero en la preparación no la veo supongo que sera para el bizcocho verdad un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, sí, así es, discúlpanos que se nos ha olvidado ponerlo, ahora mismo lo añadimos :-)

      Eliminar
  5. Muchas gracias por dejarnos disfrutar de esta magnífica receta , voy a hacerla en cuanto pueda .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Genial, me alegro mucho de que te haya gustado¡¡

      Eliminar