Tarta con crema de limón caramelizado

lunes, marzo 17, 2014


Tarta con crema de limón caramelizado

No podíamos dejar pasar el día del padre sin hacer una estupenda tarta, y como la primavera se acerca y estos días está haciendo calor, hemos hecho esta deliciosa tarta con un dulce y refrescante sabor a limón. No empalaga nada y si te descuidas, seguro que acabas comiéndotela toda. Hemos preparado un bizcocho genovés de base y le hemos puesto un poco más de harina para que tenga más cuerpo, y no lleva mantequilla ni aceite por lo que es muy ligero; pero ahora enseguida lo explicamos en la receta. Se puede hacer el almíbar y la crema de limón el día anterior y guardarlo en la nevera.


Tarta con crema de limón caramelizado


Ingredientes para el bizcocho

5 huevos
110 g de harina de repostería
20 g de maizena
100 g de azúcar
unas gotas de aroma de vainilla.


Para la crema de limón

2 huevos enteros y una yema
75 g de zumo de limón
125 g de azúcar
1 cucharadita de ralladura de limón
1 cucharada de mantequilla (unos 40g.)


Para el almíbar

150 ml de agua
150 g de azúcar
zumo de 1 limón


Para la nata montada

500 ml de nata
2 cucharadas de azúcar glass
1 cucharadita de ralladura limón
1 cucharada grande de queso crema de untar


Preparación de la tarta con crema de limón caramelizado: 


Precalentamos el horno a 180º. Separamos las yemas de las claras, batimos estas últimas a punto de nieve y reservamos. Para el bizcocho batimos las yemas con el azúcar hasta que doble el volumen.

Tamizamos la harina junto con la maicena. Añadimos la harina a cucharadas y vamos mezclando alternado junto con las claras  hasta que acabemos con la mezcla. Hay que mezclarlo con movimientos envolventes para que no se bajen las claras.

Forramos el fondo de un molde redondo con papel vegetal, cortando el papel del mismo tamaño que el fondo del molde y las paredes previamente las untamos con mantequilla y espolvoreamos con harina retirando el sobrante para que no se pegue.

Preparación de la tarta con crema de limón caramelizado

Echamos la mezcla en el molde de unos 20-25 cm de diámetro y lo introducimos en el horno precalentado a 180º durante unos 30 minutos.

Mientras, preparamos el almíbar poniendo a calentar el agua junto con el azúcar y el zumo de limón durante unos minutos hasta que veamos que el líquido espesa ligeramente y reservando.

La crema de limón la preparamos batiendo los huevos junto con el azúcar, añadimos el zumo de limón y la ralladura y lo ponemos al baño María dando vueltas sin parar hasta que espese (esto es que ponemos la cazuela donde tenemos la crema dentro de otra más grande con agua y lo ponemos en el fuego hasta que espese).

Una vez que esté la crema metemos la cazuela dentro de otra con agua fría para que se enfríe, teniendo cuidado de que no le entre agua y la reservamos en la nevera.

Por último nos queda montar la nata y esto lo hacemos poniendo en un bol el azúcar, la ralladura de limón y la nata. Lo batimos con las varillas eléctricas y cuando esté medio montada añadimos el queso crema que le ayuda a dar firmeza a la nata y continuamos hasta que esté montada, sin pasarse para no convertirlo en mantequilla.

Sólo nos queda montar la tarta. Una vez que el bizcocho está frío lo abrimos por la mitad y con la brocha de silicona lo bañamos con el almíbar, luego recubrimos con una capa de crema de limón y encima  de la crema le ponemos nata con la manga pastelera, o metiendo la nata en una bolsa de congelar y cortándole una esquina, extendemos, reservando una poca para adornar.

Ponemos encima la otra mitad del bizcocho al que antes le habremos puesto almíbar por la parte de abajo y luego por encima.

Extendemos el resto de la crema de limón y le vamos poniendo azúcar y quemándola con el soplete de cocina para que se caramelice.

Si no tenéis soplete podéis hacer un caramelo con azúcar y un poco de zumo de limón en una sartén y echarlo después en hilillos por encima de la crema.

Por último adornáis el borde con rosetas de nata.

Es un poco laboriosa pero fácil, y el resultado merece la pena, os ahorraréis mucho dinero y además se puede congelar. Otra tarta deliciosa y muy refrescante puede ser esta tarta de lima-limón.

Y si quieres puedes participar en nuestro grupo de cocina con Mari en Facebook o seguirnos en la página de Recetas - La Dulzura de Mari. Suscríbete a nuestro canal de YOUTUBE

11 comentarios:

  1. Hola María,
    Que tarta más rica has hecho. Me ha encantado sobre todo esa crema de limón tiene que estar riquisima. Gracias por compartirla. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nos alegra mucho que te haya gustado, saludos¡¡¡

      Eliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Hola Yolanda. Soy Rosa del Blog http://www.caceroladas.com/. Menuda tarta tan riquísima. Me ha encantado. La explicación perfecta. Un besazo y gracias por compartirla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Rosa. Nos alegra que te haya gustado¡¡ Bsos¡¡¡

      Eliminar
  4. Qué buena pinta que tiene! ahora que se acerca el calor, almenos hoy parece que sí, apetecen mucho estas tartas un poco más ligeras, tiene que estar riquísima con esa crema de limón caramelizada! la he compartido en Facebook. :-)
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Sandra, nos alegra que te guste¡¡¡

      Eliminar
    2. Hola Yolanda, me he dado cuenta que no indica la medida de los huevos, cuáles son ? M o L? Gracias

      Eliminar
    3. qué rapidez en contestar ! Gracias.Un saludo

      Eliminar
  5. Tiene que estar muy rica me encantan las tartas de limón.
    Me quedo por aquí si me lo permites.
    ¿Gracias!

    ResponderEliminar