Galletas de maicena

domingo, agosto 07, 2016


Galletas de maicena

Me encantan las galletas blanditas, me viene de niña de cuando mi abuela guardaba una caja que a mí me parecía enorme de galletas maría en la despensa de su casa y, una vez abierta con el paso de los días iban tomando una textura blandita, ligeramente húmeda, muy alejada de la textura crujiente de las galletas recién abierta la caja. 

Y no es fácil encontrar ese tipo de galletas, ni tampoco me parece lo mismo cuando ahora dejo los paquetes al aire intentando que adquieran un sabor difícil de conseguir, porque ya no llevan aparejada la emoción de abrir la puerta de la oscura despensa mientras buscas el interruptor de la luz, pensando que habrá cuando por fin se ilumine. 

Por eso deseaba tanto hacer unas galletas como estas, ligeramente crujientes por fuera, pero solo lo justo, blanditas por dentro y con esa textura que se deshace en la boca mientras el delicioso sabor y el aroma de la vainilla inundan tus sentidos. Y es que estas galletas de maicena son tan fáciles de hacer y se preparan en tan poco tiempo que seguro las harás mas de una vez. 

Si te apetece comprar un libro de recetas sin gluten puedes hacerlo en formato papel por 9,85 euros o en formato pdf por 2,99 euros.


Galletas de maicena


Ingredientes

150 g de maicena
1 huevo XL
100 g de mantequilla
50 g de azúcar
25 g de azúcar de vainilla


Preparación de las galletas de maicena:


Vamos a tener los ingredientes a temperatura ambiente desde un rato antes. Ponemos la mantequilla en un bol con el azúcar normal y el azúcar de vainilla y la removemos hasta que está medio derretida, si es necesario la ponemos unos segundos en el microondas. 

Es muy importante que la mantequilla y el azúcar queden muy bien mezclados. Cuando lo tengamos añadimos el huevo y lo movemos hasta que esté perfectamente integrado. Podemos utilizar un tenedor o unas varillas manuales.

Preparación de las galletas de maicena

Una vez esté mezclado incorporamos la harina y lo seguimos mezclando hasta tener una masa suave y lisa, sin grumos. 

Para hacer las galletas hemos utilizado una bandeja de galletas pero podemos hacerlas también poniendo la masa sobre una bandeja forrada con papel de horno o, incluso, utilizar moldes de magdalenas que sean anchos. 

Vamos a poner la masa utilizando una cuchara porque va a quedar muy blandita. Ponemos mas o menos una cucharada grande por galleta.

Las metemos al horno precalentado a 160º de 10 a 12 minutos. Hay que tener en cuenta que el tiempo puede variar de un horno a otro, lo mejor es mirar a partir de los 10 minutos si ya están hechas. También hay que tener en cuenta el grosor con que las vamos a hacer. Si las dejamos gorditas mejor que estén los 12 minutos. 

Una vez que estén hechas las sacamos enseguida y las ponemos sobre una rejilla hasta que se enfríen. Las hemos hecho gorditas porque personalmente me encantan las galletas que quedan blanditas por dentro, pero también las podemos hacer un poco mas finas.

La textura va a ser deliciosa, se deshacen en la boca y el sabor a vainilla es increíble de rico. 

Y si quieres puedes participar en nuestro grupo de cocina con Mari en Facebook o seguirnos en la página de Recetas - La Dulzura de Mari. Suscríbete a nuestro canal de YOUTUBE

5 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Que buena pinta!! Se cocinan sólo 12 minutos de horno a esa temperatura? Gracias!

    ResponderEliminar
  3. Se puede sustituir la mantequilla por aceite?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para hacer estas galletas es mejor utilizar mantequilla

      Eliminar