Bizcocho salado de queso y jamón serrano

jueves, mayo 28, 2015


Bizcocho salado de queso y jamón serrano

Cuando llevas tiempo pensando en hacer una receta y hasta que la preparas que no te la quitas de la cabeza, seguro que mas de una vez os ha pasado y este bizcocho, salado, me rondaba ya desde hacia tiempo. Como solemos procurar he intentando que sea lo mas fácil posible aunque, por supuesto, se puede personalizar para darle nuestro toque. Es muy sencillo hacerlo porque solo tenemos que añadirle algún ingrediente salado o, por ejemplo, cambiar parte del queso que le hemos puesto por otro. Hemos empleado mozarella, un queso de un sabor muy suave lo que hace que el bizcocho también lo sea. Prueba a cambiarlo en parte por queso curado, poner un poco de roquefort o de sabor mucho mas intenso como el parmesano. 

Puedes añadirle aceitunas, anchoas, pimiento rojo o algún otro ingrediente que te guste. Tan solo habría que cambiar parte del jamón serrano, o todo, por lo que mas te guste. A la hora de comerlo, este bizcocho salado de queso y jamón serrano, es una merienda fantástica, un aperitivo ideal y un riquísimo acompañamiento de otras comidas. Fenomenal para una ocasión especial, comida familiar o, simplemente, para darnos un rico capricho.


Bizcocho salado de jamón serrano y queso


Ingredientes

150 g de harina de trigo
75 g de maicena
3 huevos XL
150 g de queso mozarella
80 g de jamón serrano
100 ml de leche
50 ml de aceite de girasol
1 sobre de levadura (16 g)
sal


Preparación del bizcocho salado de jamón serrano y queso:


En un bol ponemos los huevos, el aceite, la leche y lo batimos con las varillas, si puede ser eléctricas. Cuando lo tengamos batido añadimos la harina con la levadura y lo mezclamos. Ponemos sal al gusto e incorporamos el queso mozarella rallado y el jamón serrano cortado en trocitos.

Preparación del bizcocho salado de queso y jamón serrano

Mezclamos con varillas manuales o lengua y pasamos a un molde alargado de bizcocho, lo metemos al horno precalentado a 160º de 35 a 45 minutos, como siempre depende del horno vamos a ir mirando a partir de los 30 minutos a ver como está.

Una vez hecho lo dejamos enfriar sobre una rejilla y lo servimos cortado en rodajas. Hay otros bizcochos que se hacen con ingredientes salados, como este bizcocho de calabacín y chocolate, aunque en ese caso se trata de una receta dulce.

Y si quieres puedes participar en nuestro grupo de cocina con Mari en Facebook o seguirnos en la página de Recetas - La Dulzura de Mari. Suscríbete a nuestro canal de YOUTUBE

7 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Muchas gracias Debora, nos alegra que te guste, saludos¡¡

      Eliminar
  2. Me encantan estos pasteles salados......y el tuyo tiene una pinta estupenta,con ese relleno y con un bonito color dorado!!!
    Besitos guapa!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, sí, quedó con un color precioso, bsoss¡¡

      Eliminar
  3. Tiene un aspecto delicioso.... buen finde!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Mari¡¡ Que pases una buena semana, bsoss¡¡

      Eliminar
  4. gracias por la receta, me gusta y siempre la hago con tocineta y queso

    ResponderEliminar