Bizcocho fallero

miércoles, marzo 04, 2015


Bizcocho fallero

Siempre me han encantado las fallas por lo que representan, no son solo unos bellísimos monumentos, para mí las fallas representan la vida. El trabajo de todo un año, el esfuerzo, quemado en la nit del foc, la noche de fuego, para al día siguiente volver a comenzar con ilusión, con esperanza, con el amor al trabajo bien hecho con el que los valencianos levantan sus fallas. 

El ciclo de la vida vuelve a comenzar, durante un año van a trabajar dando lo mejor de sí mismos para volver a quemar y volver de nuevo a empezar. Las fallas son pasión, intensidad, son el ruido de la mascletà y el crepitar del fuego, son color, vida y sabor. 

Y no pueden faltar, durante estas fiestas, los dulces típicos valencianos, como los buñuelos de calabaza, acompañados de un buen chocolate o la conocida coca de llanda, o un bizcocho tan lleno de sabor como este que os dejamos hoy, un bizcocho fallero hecho con todo el cariño y el sabor que le van a dar las la chispa del jengibre y las maravillosas naranjas, tan características de la tierra valenciana.


Receta de bizcocho fallero


Ingredientes

300 g de calabaza asada
300 g de harina de trigo
175 g de azúcar
3 huevos grandes
70 g de aceite suave
1 cucharadita pequeña de jengibre
la ralladura de dos naranjas
2 sobres de gasificante blancos y 2 azules
150 g de chocolate de cobertura
75 ml de nata líquida


Preparación del bizcocho fallero: 


Asamos la calabaza en el horno hasta que esté tierna, será suficiente con una media hora a 180º.

Preparación del bizcocho fallero

En un bol se mezcla la calabaza asada y el azúcar con la batidora, se añaden las yemas de huevo, el aceite, el jengibre, mezclamos y añadimos la harina tamizada, lo mezclamos todo. 

Añadimos a la mezcla las claras de huevo batidas a punto de nieve y por último los sobres de gasificante, primero los blancos y luego los azules. Espolvoreamos con un poco de azúcar antes de meter al horno. 

Lo vamos a meter al horno precalentado a 170-175º durante 35 minutos. Dejamos reposar cinco minutos en el horno y lo sacamos. 

Después, cuando esté tibio, lo bañamos con una fina capa de chocolate derretido que vamos a preparar calentando la nata y mezclándola con el chocolate.

Otros bizcochos que me encantan por su sabor y originalidad son el de anís y del coco y mermelada.

Y si quieres puedes participar en nuestro grupo de cocina con Mari en Facebook o seguirnos en la página de Recetas - La Dulzura de Mari. Suscríbete a nuestro canal de YOUTUBE

2 comentarios:

  1. Hola preciosa; sabes que me gusta tu blog, tus sorpresas, tus dulces y la ayuda que nos prestas a los celiacos. Tengo que decirte que he propuesto tu blog para el Premio “THE VERSATILE BLOGGER” por gustarme de una manera especial. Pásate por mi blog PURA, COCINA SIN GLUTEN si quieres y ves mi propuesta, espero que te haga tanta ilusión como a mí me ha hecho. Un besote,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias Pura, es todo un detalle¡¡¡ Bsosss¡¡

      Eliminar