Tarta de queso con frutos rojos

martes, junio 03, 2014


Tarta de queso con frutos rojos

Hemos hecho esta tarta de queso con frutos rojos, casera y muy fácil de hacer. El toque se lo dan las cerezas y unas pocas de fresas que le hemos añadido para darle el toque agridulce. Lo ideal serían las guindas, pero como son difíciles de conseguir le hemos dado, para que no resulte dulzona, el toque de fresas.

No lleva demasiada azúcar y además la podemos sustituir por stevia o cualquier otro edulcorante, así la convertimos en una tarta sana, con fruta y con pocas calorías. Nos alejamos de las tartas más pesadas que se comen en invierno y de paso disfrutamos de estas maravillosas frutas que empiezan con el calor.


Tarta casera de queso por frutos rojos


Ingredientes para la masa

100 g de mantequilla o margarina
200 g de harina - 50 g de azúcar
unas gotas de extracto de vainilla
2 cucharadas de agua

Para el relleno

225 g de queso de burgos o requesón
3 huevos - 100 g de azúcar 
unas gotas de extracto de vainilla
150 g de nata líquida o crema fraiche
1 cucharada de maicena


Preparación de la tarta de queso con frutos rojos:


Para hacer la masa mezclamos la harina con la mantequilla, azúcar, extracto de vainilla y agua hasta formar una masa que guardaremos en la nevera media hora. También la podemos sustituir por una lámina de hojaldre.

Preparación de la tarta de queso con frutos rojos

Batimos el queso, las yemas, la mitad del azúcar, la nata o crema fraiche, la esencia de vainilla y la maicena. Montamos las claras a punto de nieve con el resto del azúcar y lo añadimos a la crema con movimientos envolventes. Reservamos la crema.

Forramos un molde desmoldable para tartas con papel vegetal, forrando el fondo solamente. Extiramos la masa con el rodillo y cortamos un fondo poniendo el molde encima y lo ponemos dentro del molde, después con el sobrante de masa hacemos una tira larga y la ponemos en el molde alrededor del fondo redondo y lo aplastamos suavemente con los dedos haciendo el lateral. 

Lo pinchamos con un tenedor y lo introducimos en el horno precalentado a 180º unos doce minutos.

Sacamos el molde del horno, lo dejamos templar y ponemos la crema por encima. Lo introducimos en el horno precalentado a 180º unos 40 minutos. Dejamos que se enfríe en el horno apagado con la puerta entreabierta.

Mientras se nos hace la tarta preparamos la cobertura, podemos utilizar una lata de cerezas en almíbar para la crema o bien utilizar cerezas frescas a las que les habremos quitado el hueso y dejaremos hervir en agua, solo la suficiente para cubrirlas y dos cucharadas de azúcar. 

Las ponemos a fuego medio con la mitad de las fresas trituradas y cuando veamos que empiezan a soltar jugo le añadimos una cucharada de maicena disuelta en agua fría. Cuando veamos que estan casi en su punto le añadimos el resto de las fresas cortadas en trozos y un poco de zumo de limón, removemos y retiramos del fuego, nos quedará una fruta deliciosa.

Cuando se nos haya enfriado la tarta y se haya enfriado la fruta, la extendemos por encima. Si queremos preparar otra riquísima tarta con una deliciosa fruta roja podemos hacer esta de cerezas.

Y si quieres puedes participar en nuestro grupo de cocina con Mari en Facebook o seguirnos en la página de Recetas - La Dulzura de Mari. Suscríbete a nuestro canal de YOUTUBE

7 comentarios:

  1. Ya sabes que las tartas de queso son mi perdición y acompañadas de frutas la mejor!!! Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que son una delicia, en mi casa duran un suspiro, bsoss

      Eliminar
  2. A mi hija le gustan todas las tartas de queso, y está tuya con fresas es una de las que más le gustan. La ha guardado para hacerla.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que bien, nos alegra que le haya gustado, bsoss

      Eliminar
  3. Que bien "casan" el quesito y los frutos rojos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ana, es que es una combinación deliciosa, bsoss

      Eliminar
  4. Que delicioso la hare para mis hijos.😉😉😉

    ResponderEliminar