Bolitas de pechuga de pollo

sábado, abril 19, 2014



Lo que hemos hecho es una receta de aprovechamiento. Suele ocurrir que cuando hacemos un pollo asado nos queda la pechuga, que es la parte menos jugosa. Hay muchas formas de aprovecharla y una de ellas es hacer unas sencillas bolitas de pollo. Vamos a utilizar la misma receta que para los buñuelos de surimi y gambas solo que cambiando alguna cantidad y las especias que utilizamos. El resultado son una bolitas de pollo muy divertidas, con un sabor muy rico, y que podemos acompañar con una salsa de tomate, por ejemplo, o una mayonesa ligera.

Las hemos hecho también con maicena para que sean aptas para que sean sin gluten. Y tampoco llevan lactosa, por lo que son una buena opción en caso de intolerancia.


Bolitas de pechuga de pollo


Ingredientes

125 g de pechuga de pollo asada
2 huevos grandes o 3 medianos
2 cucharadas de maizena
1 cucharadita de levadura
perejil, ajo y orégano en polvo
popurrí de pimientas (blanca, negra, verde, rosa)
sal


Preparación de las bolitas de pechuga: 


Vamos a preparar la masa de las bolitas la noche antes, o al menos unas 5-6 horas antes. Picamos muy fino la pechuga de pollo y la trituramos con un tenedor o con una picadora. Batimos los huevos y le añadimos la pechuga.

Sazonamos con la sal, el perejil, el ajo y el orégano, a ser posible todo en polvo. Le ponemos también un poco del popurrí de pimientas. Utilizamos un molinillo de la marca Carmencita que viene con las cuatro pimientas, pero si es no posible le ponemos las que tengamos a mano.

Lo mezclamos muy bien y le ponemos la maicena, dos cucharadas grandes, y la levadura. Lo mezclamos de nuevo hasta que todo esté bien integrado, lo tapamos muy bien y lo dejamos reposar en la nevera.

Tener en cuenta que al reposar va a espesar, por lo que aunque parezca que no queda demasiado espeso es mejor esperar. Si nos hace falta siempre podemos añadirle un poquito mas de maicena antes de hacerlo.

Cuando lo vayamos a preparar lo sacaremos un rato antes de la nevera para que no esté muy frío. Lo removemos y nos quedará una pasta como esta:

Preparación de las bolitas de pechuga de pollo

Lo vamos a freír en abundante aceite, preferiblemente en una sartén pequeña y sin poner muchas a la vez para que no nos baje mucho la temperatura. 

Y, aunque vamos a empezar a echarlo a la sartén cuando el aceite esté bien caliente, lo vamos a freír a fuego medio. 

Una vez fritos los ponemos en un plato sobre papel de cocina absorbente. Aunque también están buenos fríos es mejor comer calientes.

Es recomendable acompañarlos de, por ejemplo, salsa de tomate, ketchup, mayonesa o la salsa que mas nos guste. Podemos acompañar estas bolitas con otras de patata y tener un plato divertido o unos originales aperitivos. 

Y si quieres puedes participar en nuestro grupo de cocina con Mari en Facebook o seguirnos en la página de Recetas - La Dulzura de Mari.

6 comentarios:

  1. De lo más apetitosas y se tienen que comer como pipas, empiezas y no sabes cuando terminas!!! Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es verdad, te pones y no paras hasta que se acaban¡¡

      Eliminar
  2. Espectaculares, Maravillosas , yo las acompañe con salsa blanca.

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Hola, la pechuga de pollo va cruda o está previamente cocida? Muchas gracias! Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Karena, la pechuga de pollo va cocida, se puede utilizar la que nos haya sobrado de un pollo asado o hacerla a la plancha, por ejemplo, que es muy rápido... un saludo¡¡

      Eliminar