Tarta delicias

sábado, octubre 26, 2013


Tarta delicias

Esta vez presentamos una tarta que tiene una bonita presentación, además de estar muy buena y ser muy fácil de hacer. Para un cumpleaños es una tarta ideal. Esta la hemos hecho con sabor a vainilla, pero como veréis la podéis variar y hacerla de muchos sabores distintos.

No tiene mucha complicación, lo único preparar los ingredientes y veréis como en un rato la tenéis lista. Se puede preparar con antelación, la guardáis en el congelador y la introducís en la nevera un par de horas antes de consumirla.

No necesita horno, nada más que para la base y con diez minutos es suficiente. Vamos con la receta.


Tarta delicias


Ingredientes para la base

200 g de galletas digestive
80 g de mantequilla


Para la crema

8 hojas de gelatina sin sabor
500 ml de nata para montar
100 ml de leche condensada
6 petit-suisse naturales o de sabor (se pueden utilizar danoninos)
1 cucharada de extracto de vainilla(si el petit-suisse es de sabor, no hace falta)


Para la cobertura de gelatina

150 g de mermelada
2 hojas de gelatina sin sabor
150 ml de agua


Preparación de la tarta delicias:


Para la base se trituran las galletas y se mezclan bien con la mantequilla. Se ponen de base aplastandolas bien en un molde desmoldable que habremos forrado con papel vegetal. Hay que aplastarlas bien en la base del molde con el dorso de una cuchara y lo introducimos en el horno precalentado a 180º durante 12 minutos.

Si no queréis utilizar el horno solo hay que meter la base en el congelador unos 20 minutos para que tome consistencia.

Base para tarta delicias

Cuando este listo lo reservamos. El molde puede ser de 23 cm más o menos. Para el relleno ponemos las 8 láminas de gelatina en agua fría y la dejamos mientras preparamos la crema.

Ahora mezclamos la leche condensada con los petit-suisse y le añadimos la nata montada menos dos cucharada que reservamos.

Ponemos las dos cucharadas de nata al fuego con las hojas de gelatina escurridas y calentamos a fuego lento hasta que se disuelvan bien, cuando esté templado lo añadimos a la preparación anterior con movimientos envolventes y lo ponemos en el molde extendiéndolo bien.

Lo introducimos en la nevera mientras preparamos la gelatina poniendo las dos hojas de gelatina en remojo en agua fría y vamos preparando la cobertura. Para ello ponemos la mermelada (yo he utilizado de moras) a calentar junto con el agua, y cuando esté bien disuelta y se haya consumido el agua, a la mitad más o menos, le añadimos las dos hojas de gelatina escurridas hasta que se disuelvan bien.

Cuando esté frío lo ponemos por encima de la tarta y lo metemos en la nevera unas horas. Se puede guardar en el congelador y cuando la desmoldemos, pasando un cuchillo, la adornamos y volvemos a guardar en el congelador hasta que la consumamos.

Queda espectacular. Esta la hemos adornado con nata, chocolate blanco rallado y frambuesa. Y otra tarta que me encanta y también se prepara sin horno es la de mousse de queso y chocolate blanco, también muy golosa y que sin duda nos va a encantar.

Corte tarta delicias

Y si quieres puedes participar en nuestro grupo de cocina con Mari en Facebook o seguirnos en la página de Recetas - La Dulzura de Mari. Suscríbete a nuestro canal de YOUTUBE

3 comentarios:

  1. Que rico!!
    Me encanta.
    Aprovecho mi visita para invitarte a participar en mi concurso de recetas, el premio te va ha encantar, se trata de un lote de productos de reposteria creativa valorado en mas de 50€, no te lo puedes perder
    Un besito
    LilaBlogger

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Muchas gracias!! Sin duda participaremos... gracias¡¡

      Eliminar
  2. Que rico!!!!
    Al verla por primera vez pense que era un bizcocho, pero que sorpresa el ver que era de refrigerador. Me gusto mucho como quedo la decoración dan ganas de comerse la fotografía, jaja.
    Saludos!

    ResponderEliminar