Torta tres leches

sábado, noviembre 11, 2017


Torta tres leches

Si conozco esta receta es porque nos la han pedido en alguna ocasión, de lo cual me alegro mucho porque así he podido conocer esta deliciosa torta tan típica de la cocina latinoamericana es una auténtica delicia. Ahora, eso sí, como solemos hacer, la hemos variado un poco porque la receta original ya se puede encontrar en muchos blogs y hemos intentado también hacerla muy fácil. El resultado ha sido una torta tres leches muy rica,  jugosa, asombrosamente fresca y ligera, además de tener un sabor delicioso.

Entre los cambios que hemos hecho es el de recubrirla con nata, que aporta mucha frescura, además de la canela, que le da un toque dulce tan rico. Por otro lado, el bizcocho está elaborado sin aceite ni mantequilla, consiguiendo de esa manera una textura muy esponjosa que absorbe muy bien la mezcla de las tres leches haciendo que esté muy jugoso pero manteniendo una textura ligera, fresca y con un sabor dulce pero en su justa medida. 


Torta tres leches


Ingredientes

200 g de harina de trigo
200 g de azúcar glas
4 huevos tamaño XL
una cucharadita pequeña de polvos de hornear
600 g de leche condensada
400 g de leche evaporada
500 de nata (crema de leche)
canela en polvo


Preparación de la torta tres leches: 


Para preparar el bizcocho vamos a poner los huevos en un bol con el azúcar glas, con las varillas eléctricas lo batimos hasta que hayan triplicado su volumen y estén muy espumosos. Entonces añadimos la harina tamizada con la levadura y mezclamos con cuidado utilizando una lengua o una cuchara de madera.

Preparación de la torta tres leches

Pasamos al molde donde vayamos a hornear. Podemos forrar el molde con papel de hornear o engrasar con mantequilla y espolvorear con harina, personalmente prefiero utilizar el papel de hornear. 

Metemos al horno precalentado a 180º durante unos 25 minutos aproximadamente, como cada horno es diferente lo mejor es ir viendo como está, aunque no necesitará mas de 30 minutos. Una vez esté lo sacamos del horno y lo dejamos templar. 

Mientras, vamos preparando la mezcla de las tres leches, ponemos en un bol la leche condensada, la evaporada y 250 ml de nata (crema de leche), lo mezclamos con las varillas y vamos a reservar medio vaso que dejaremos en la nevera, en la parte mas fría. 

No es necesario que el bizcocho se enfríe del todo, mientras está templado lo vamos a ir empapando con la mezcla de leches. Para que se empape todo podemos darle la vuelta y mojarlo un poco por debajo, otra opción es agujerearlo un poco por diferentes sitios o abrirlo por la mitad y rellenarlo también con nata como hemos hecho con este.

Para ir echando la mezcla podemos utilizar una cuchara o un pincel, sobre todo por los lados, lo mejor es ir poniendo poco a poco dejando que vaya absorbiendo. 

Cuando ya lo tengamos listo vamos a montar el resto de la nata (crema de leche) con el medio vaso de la mezcla de leches que habíamos reservado. Recuerda que la nata tiene que estar muy fría para que se monte bien, comprobamos como está de dulzor y si es necesario o queremos le añadimos un poco de azúcar glas. Recubrimos la tarta con la nata. 

Espolvoreamos con canela en polvo y dejamos en la nevera hasta el momento de servir, va a estar muy buena en todo momento pero pasadas unas horas que el bizcocho está bien empapado, el sabor se asienta, la mezcla de tres leches espesa ligeramente y está todavía mejor. 

Y si quieres puedes participar en nuestro grupo de cocina con Mari en Facebook o seguirnos en la página de Recetas - La Dulzura de Mari. Suscríbete a nuestro canal de YOUTUBE

No hay comentarios:

Publicar un comentario