Pastel crujiente de queso

sábado, mayo 21, 2016


Pastel crujiente de queso

La pasta o masa filo es muy empleada en la gastronomía del Medio Oriente y seguro que muchos conocen alguna de las delicias que se pueden preparar con ella como el Baklava o preparaciones saladas como los briks. Su principal característica es que es muy fina, hojas muy delgadas y delicadas, casi traslúcidas y de textura crujiente, similar al hojaldre. Se puede preparar de diferentes maneras, frita, al horno, la plancha.. en esta ocasión lo que hemos hecho es un riquísimo pastel salado y crujiente de queso que se prepara con mucha facilidad. 

Aunque no es muy habitual encontrarla en los supermercados merece la pena comprarla cuando la veamos porque no tiene un precio muy alto y nos va a permitir realizar elaboraciones deliciosas, tanto dulces como saladas y además en poco tiempo. También podemos aprovechar, ya que suelen venir varias hojas, para hacer a la vez un plato salado y un postre, os aseguro que las preparaciones con pasta filo suelen causar sensación. 


Pastel crujiente de queso


Ingredientes

4-5 láminas de pasta filo
100 g de queso (emmental, mozarella...)
 40 g de mantequilla


Preparación del pastel crujiente de queso: 


Preparamos un molde de tarta redondo forrándolo con papel de horno y derretimos la mantequilla, bien en el microondas o en un cazo al fuego. Entonces vamos pintando las láminas de pasta filo con la mantequilla por una cara. 

Preparación del pastel crujiente de queso

Las vamos a ir colocando en el molde con la parte pintada de mantequilla hacia arriba, dejando que los bordes sobresalgan. 

Vamos a poner unas cuatro o cinco capas. Entre cada una podemos ir espolvoreando un poco de queso rallado. Lo mejor es utilizar quesos que fundan bien, como el mozarella pero lo podemos combinar con otros de mas sabor como el parmesano, el emmental... 

Cuando hayamos puesto todas las capas vamos a poner en el centro mas queso rallado y entonces vamos a ir doblando los bordes de las láminas de la pasta filo hacia dentro.

Entre las capas también podemos poner un poco mas de queso rallado. A medida que las vamos doblando las pincelamos con la mantequilla.

Cuando las hayamos doblado y pincelado todas con mantequilla lo metemos al horno precalentado a 180º durante unos 15 minutos, lo podemos dejar un poco mas si es necesario o menos si vemos que se dora demasiado.

Es mejor comerlo caliente porque el queso estará mas tierno y fundido. Podemos añadir otros ingredientes si queremos, como un poquito de jamón o lo que mas nos guste. Otra receta que me encanta es la de esta trenza con jamón de york y queso.

Y si quieres puedes participar en nuestro grupo de cocina con Mari en Facebook o seguirnos en la página de Recetas - La Dulzura de Mari. Suscríbete a nuestro canal de YOUTUBE

2 comentarios:

  1. Me encanta la pasta filo,da mucho juego para pasteles tanto salado como dulce
    Este de queso,me lo imagino,crujiente y con su queso cremoso,,,,,,Ummmm¡¡¡
    Besitos¡¡

    ResponderEliminar